Miércoles,7 diciembre, 2022
ÚLTIMA HORA DE LA SIERRA
Inicio » Alanís » Tierra Savia, una nueva bodega en el corazón de la Sierra
Tierra Savia, una nueva bodega en el corazón de la Sierra
Pedro y José Antonio nos muestran la viña. Foto: La Plaza.

Tierra Savia, una nueva bodega en el corazón de la Sierra

La bodega está situada en la propia viña. Foto La Plaza.

La bodega está situada en la propia viña. Foto La Plaza.

El lunes día 22 abre sus puertas en Alanís Bodegas Tierra Savia, el proyecto de dos jóvenes emprendedores cazalleros que comenzó a fraguarse en 2013.
José Antonio Acosta es ingeniero técnico agrícola y tiene 27 años, los mismos que Pedro Cano que es arquitecto. Ambos son cazalleros, amigos de la infancia, han estudiado en el mismo colegio, en el mismo instituto y ahora además comparten un proyecto común: la gestión de las Bodegas Tierra Savia.
Este proyecto nace de la devoción que ambos sienten por la naturaleza y por la comarca en la que se han criado. No obstante, aunque han estado unos años fuera de su Cazalla natal para realizar sus estudios universitarios, siempre han estado muy vinculados a su tierra. Sus proyectos de fin de carrera estaban ligados a Cazalla y en ellos ya se podía vislumbrar que la vid iba a formar parte de sus vidas. José Antonio elaboró un proyecto sobre la maceración carbónica de los vinos de la bodega Colonias de Galeón, situada en este municipio. Por su parte, Pedro estudió la arquitectura asociada a la producción del vino. En concreto planteó una rehabilitación para la Bodega cooperativa de Galeón construida en 1925 en la Colonia Agrícola de Galeón, sobre cuyas tierras se asienta en la actualidad la producción vinícola de la empresa anterior.
Este fue el germen de Bodegas Tierra Savia, pero la actual situación fue fruto de la casualidad, “nosotros pensábamos en plantar solamente una viña”, comenta José Antonio, “pero un día mirando por internet vimos que se vendía una antigua bodega en Alanís y pensamos que era una oportunidad para nosotros, para cumplir una de nuestras grandes ilusiones”. Eran dos jóvenes, que prácticamente acaban de terminar sus estudios, por lo que tampoco podían realizar una gran inversión. Hablaron con los dueños de la finca y llegaron a un acuerdo, así que se pusieron manos a la obra y decidieron buscar financiación. Una de las opciones que se plantearon fue presentar su proyecto a la convocatoria del Premio Cinco Nueves de la Fundación Cobre Las Cruces en 2013, de la que finalmente resultaron ganadores.
Gracias al apoyo económico que supuso este premio, pero sobre todo a su esfuerzo personal y a la ayuda de sus familiares, “sin ellos habría sido todo mucho más complicado”, señala Pedro, Bodega Tierra Savia es hoy una realidad.
La Bodega. Está situada en la finca la Solana de la Bernalda en Alanís. La finca tiene siete hectáreas, de las que dos son de viñedos. La viña estaba en muy malas condiciones cuando José Antonio y Pedro llegaron. Durante todo el 2014 han esta trabajando en su arreglo, podando para dejar las cepas lo más limpias y saneadas posible. De hecho este año han recogido sólo 3.000 kilos de uvas, de una viña que en condiciones óptimas podría producir unos 15.000 kilos. El edificio de la bodega está en esta misma finca y está compuesto por un almacén; la propia bodega en la que se sitúan los depósitos y la prensa artesanal; la sala de crianza, en la que se almacena el vino para el proceso de envejecimiento y un pequeño laboratorio acondicionado también para recibir visitas. Aunque la instalación de la bodega ya existía, hacía años que estaba abandonada por lo que han tenido que adecuarla ellos mismo, “con la ayuda de nuestros padres, madres, novias y hermanas”, según señala Pedro. Esta bodega tiene además una gran singularidad y es que está al lado de la viña, “estás comprando una botella y estás viendo de donde sale ese vino”, comenta José Antonio.

José Antonio y Pedro fueron ganadores del Premio Cinco Nueve de la Fundación Cobre las Cruces en 2013.

José Antonio y Pedro fueron ganadores del Premio Cinco Nueve de la Fundación Cobre las Cruces en 2013.

El vino. En esta primera cosecha Tierra Savia se estrena con dos tipos de vino, uno blanco y uno tinto. El blanco es monovarietal de uva Viognier y el tinto es un vino joven. En total se van a comercializar entre 3.000 y 4.000 botellas. Es una producción pequeñita, “pero para nosotros es un sueño, no pensábamos tener vino tan pronto”, comenta José Antonio. Y es que además de la viña de la Solana de la Bernalda en Alanís, también tienen vidueños en la finca de la Campanilla en Cazalla. Allí han plantado dos hectáreas, cinco mil cepas en total, con catorce variedades de uvas, entre ellas Garnacha para tinto y Verdejo para blanco. Es un vino ecológico, un principio en el que los jóvenes creen fielmente “estamos en un Parque Natural y tenemos que cuidar la naturaleza, no podría ser de otra manera”, comentan.
La viña de la Campanilla se sembró en la primavera de este año, pero Pedro y José Antonio son optimistas y estiman que cuando ambas viñas estén en las mejores condiciones de producción podrían comercializar unas 25.000 botellas.
Inicialmente sólo van a distribuir el vino en la comarca, porque su objetivo es que sus vecinos lo conozcan, que sepan que está hecho en su tierra y una vez que lo valoren y reconozcan ampliar la distribución hacia el resto de Sevilla o el Sur de Extremadura. “Nuestra idea es ir creciendo poco a poco”.
Tierra Savia, así se denomina esta bodega, y no sólo por la savia que recorre los vidueños, sino también por el interés que tienen estos jóvenes en recuperar la sabiduría y la tradición del pasado. Estos emprendedores quieren sumarse al carro de otras bodegas como Colonias de Galeón para la que tanto Pedro como José Antonio sólo tienen palabras de agradecimiento “nos han ayudado mucho, no existe una rivalidad entre nosotros al contrario, queremos colaborar entre todos para que esta comarca vuelva a ser reconocida por sus vinos”, comentan.
Bodegas Tierra Savia abrirá sus puertas el próximo lunes día 22 de diciembre, aquellas personas que quieran conocer la bodega, adquirir una botella o disfrutar de unas magníficas vistas de Alanís y su castillo, sólo tienen que acercarse.

Los horarios de visita estas Navidades son:
Días: 22, 23, 26, 29, 30 y de 10:00-14:00 y 16:00-18:00 h.
Días : 24, 27, 31, 3 y 5 de 10:00-14:00 h

Un comentario

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>