Miércoles,7 diciembre, 2022
ÚLTIMA HORA DE LA SIERRA
Inicio » Alanís » Alanís llena su castillo con el espectáculo “Tierra, aire, agua y fuego”
Alanís llena su castillo con el espectáculo “Tierra, aire, agua y fuego”

Alanís llena su castillo con el espectáculo “Tierra, aire, agua y fuego”

El pasado fin de semana se celebraron las 11ª Jornadas Medievales. Pasacalles, música en directo, teatro, carrera de cintas, son solo algunas de las actividades de las que pudieron disfrutar los miles de visitantes que se acercaron Alanís. Pero, sin duda, uno de los espectáculos que creó más expectación fue la representación piromusical del castillo a la que asistieron más de 2000 personas entre las noches del viernes y el sábado. La actuación estaba a cargo de Troula, una compañía de Vigo.

Momento del espectáculo "Tierra, agua, aire y fuego". Foto: La Plaza

Momento del espectáculo “Tierra, agua, aire y fuego”. Foto: La Plaza

Con un escenario poco decorado, los actores y bailarines iban pasando sobre el propio albero del castillo. Candelabros, cubos encendidos, un árbol deshojado y dos barriles formaban la escenografía de este sobrio escenario en el que se entremezclaban los cuatro elementos: la tierra sobre la que se disponía todo el espectáculo, el fuego como elemento principal del decorado, el aire que agitaba levemente las llamas de los candelabros, y el agua que sólo estaba presente cuando el narrador de la historia aparecía esparciéndola de un cuenco que portaba. Este espacio tan diáfano creaba un ambiente íntimo para que nada se interpusiera entre el público y los actores. Un trovador iba contando la historia y en el escenario iban a apareciendo bailarines y músicos que representaban distintas culturas. Aunque el hilo conductor no era muy sólido,  las actuaciones individuales fueron de gran calidad.
Una bailarina abrió la representación con suaves saltos y movimientos cerca del fuego, que arrancaron los aplausos de todo el graderío. Los aplausos se intensificaron cuando apareció su compañero de baile con el que realizó acrobacias, que hicieron las delicias del público asistente. Una bailarina árabe tomó el relevo, para después dar paso a unos caballeros celtas que bajaron desde la torre del castillo para amenizar la noche con un pequeño concierto de percusión. El escenario iba cambiando, pues al ritmo de las palmas sobre los tambores el árbol deshojado se iluminaba en llamas. Poco después aparecía una bailarina que con dos baras coronadas por fuego bailaba con agilidad por todo el escenario.
El momento cumbre de la actuación llegó al final, cuando la pareja de bailarines que abrió el espectáculo se entrelazaban y hacían acrobacias a varios metros del suelo con solo la sujeción de una tela. El momento recordaba algunas representaciones del Circo del Sol, y así lo comentaban algunos espectadores.
Tras el baile llegó el final del espectáculo que se despidió con fuegos artificiales para llenar de color el cielo de Alanís.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>