Miércoles,26 junio, 2019
ÚLTIMA HORA DE LA SIERRA
Inicio » La Salita » La poesía de Cazalla en La Mancha (Eduardo Merino)

La poesía de Cazalla en La Mancha (Eduardo Merino)

Eduardo MerinoLa casualidad ha hecho, merced a los premios de poesía Carmen Merchán Cornello, de Cazalla, y Andrés Mirón, de Guadalcanal, que se produzca un cierto acercamiento de la poesía de La Mancha con nuestra tierra. Estos dos premios han sido obtenidos por varios poetas manchegos, y algunos otros han participado como jurados. Quizás por ello, quien esto escribe, fue invitado, hace un par de meses, a leer sus poemas en una de las tertulias poéticas más antiguas de Madrid, en la Casa de Castilla-la Mancha.
En el pueblo manchego de Piedrabuena (cuna del eximio y veterano poeta Nicolás del Hierro y del famoso ingeniero Mónico Sánchez, pionero de la radiología y la comunicación sin hilos) en la provincia de Ciudad Real, viene celebrándose desde hace muchos años, al tiempo que las impresionantes Cruces de Mayo, un encuentro poético y musical que recibe el nombre de  Mayo de Versos y que organiza, entre otros, el poeta Paco Caro (y su becaria, Mari Carmen), uno de estos poetas manchegos que se ha aficionado a nuestra sierra.
Pues bien, este año han querido que la Sierra Morena de Sevilla estuviera allí representada. Y allí estuvimos invitados, para dar la Parrónréplica, amistosa y feliz, a los poetas manchegos, nuestro Antonio Parrón y un humilde servidor. En un fin de semana inolvidable, lleno de atenciones mil, de copiosas comidas y lluvia persistente, ambos disfrutamos de una acogida entrañable y afanosa. Y ambos pudimos decir nuestros poemas en un teatro que es la envidia de toda España, ante cerca de 300 personas sentadas en cómodas butacas. Antonio, con su conocido verbo emotivo, apasionó al respetable; un servidor dicen que no estuvo mal. Los otros poetas invitados, bien también; los músicos, excelentes.
Pudimos, además, disfrutar, de la lectura, primero pública, en el teatro, y luego privada, en su propia casa, de poemas por parte de Nicolás del Hierro, que nos hizo así el favor de adelantarse a la presentación oficial de su libro recién publicado, Esta luz que me habita.
En Piedrabuena se habló mucho de Cazalla y, gracias a Mari, la mujer de Parrón, se entusiasmaron con la manteca colorá y con el cochinito de nuestra tierra guisado a la cazallera manera.
Les debemos una, a los de Piedrabuena.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>